Domingo, 22 de octubre de 2017 | 10:12 PM
 
 
 
 
Está en: Inicio / Consultas / Osteomielitis
 
 
 
 
 
 
Páginas 1 [2]
 
 
Osteomielitis
por: José A. de la Osa
Consultado: Doctor en Ciencias Alfredo Ceballos Mesa

Profesor Consultante del Centro de Investigaciones Médico-Quirúrgicas (CIMEQ), el Doctor en Ciencias Alfredo Ceballos Mesa atesora un inestimable quehacer científico en cuatro décadas de práctica médica, docente e investigativa, que trasciende incluso las fronteras de nuestro país.

Como innovador cuenta en su haber con el Estimulador eléctrico de la osteogénesis por corriente directa reversible y el Fijador externo óseo modelo CIMEQ.

El doctor Ceballos, Investigador Titular, y una de las figuras cimeras de la Ortopedia y Traumatología, accede, gentil, a la Consulta que le propongo, osteomielitis, que en envidiable síntesis periodística define como "la infección del hueso, supurante o no". Alguien la llamó carie de hueso por la destrucción que en él crea. Valoró también que la frecuencia de esta enfermedad se ha venido reduciendo por la extensión de los servicios médicos, los métodos diagnósticos y quirúrgicos, junto al uso de antibióticos de forma precoz.

Es una enfermedad en sí misma, Profesor?... ¿Cuáles son las causas principales que la originan?

—Como enfermedad existe la osteomielitis aguda propia de los niños que presentan infecciones a distancia (amigdalitis, impétigo), cuyos gérmenes viajan por vía sanguínea y se implantan en la vecindad de las zonas de crecimiento óseo y allí desarrollan la infección. La forma crónica generalmente es secundaria a fracturas con exposición ósea y a intervenciones quirúrgicas que se infectan secundariamente.

 

—¿Qué manifestaciones iniciales nos pueden hacer pensar en este trastorno?... ¿Y sus signos y síntomas principales?

—Inicialmente, en las formas agudas, los síntomas son los de una infección: dolor local, aumento de volumen, enrojecimiento y calor del área, y dificultades para mover el miembro afectado. En la osteomielitis crónica confirman el cuadro la supuración y las imágenes radiográficas con fragmentos óseos muertos, lo que en lenguaje médico denominamos secuestros y áreas necróticas.

—¿Pueden encontrarse en todos los casos evidencias cutáneas de la existencia de una osteomielitis?

—Sí. El orificio de la fístula por la que sale el pus al exterior, habitualmente está rodeado de dermatitis y zonas de necrosis de piel; en otros casos se ha perdido la cobertura cutánea.

—¿Existen circunstancias predisponentes para su aparición o desencadenamiento?

—Efectivamente. Predisponen los traumas con fracturas expuestas, pacientes con problemas carenciales (déficit nutritivo, por ejemplo) o con disminución de sus defensas frente a las infecciones.

—¿Afecta por igual a personas de cualquier edad, tanto en el sexo masculino como el femenino y a cualquier etnia?

—La osteomielitis aqueja principalmente a niños y jóvenes con traumas severos. En la tercera edad se asocia a personas diabéticas y con trastornos circulatorios de los miembros. No reconoce edad, sexo ni raza.

 
 
 
Páginas 1 [2]
 
 


 
 
 
 
 
Cultura alimentaria
[+]
 
 
 

El azúcar es metabólicamente dañina no solo por su influencia en el peso corporal o por sus calorías, sino sencillamente por sí misma...

El consumo de azúcar en exceso en la niñez siempre es negativo para la salud.

Aunque se mantenga la misma cantidad de calorías y de...
 
 
La dosis exacta
[+]
 
 
 
El omeprazol es un medicamento antiulceroso, que inhibe la bomba de protones, mecanismo de producción del ácido del estómago. Se utiliza en el tratamiento de las úlceras benignas del estómago y del duodeno, y en el tratamiento del reflujo gastroesofágico. Su uso junto con la ampicilina provoca una reducción de la absorción de este último y produce...
 
 
Conozca su cuerpo
 
 
 
 
 
 
 
© Copyright 1997-2017 CITMATEL ®. Todos los derechos reservados.
Elaborado por UEB Servicios Web, CITMATEL.
 
 
 
 
 
 
Mastuerzo:
Parte útil: Toda la planta
Propiedades medicinales reconocidas: Diurético
Vía de administración: Oral
 
 
Mastuerzo
 
 
[+]