Lunes, 23 de abril de 2018 | 5:01 PM
 
 
 
 
Está en: Inicio / Consultas / Queratosis folicular
 
 
 
 
 
 
Páginas 1 [2]
 
 
Queratosis folicular
por: José A. de la Osa
Consultado: Doctora Alina Viqueira Fuentefría
Un lector de nuestra edición digital, que radica en la ciudad norteña de Santiago de los Caballeros, en República Dominicana, ha solicitado por e-mail el abordaje de queratosis folicular, también llamada enfermedad de Darier, una afección de la piel que se observa en niños y adolescentes, principalmente, aunque también en adultos.

Para realizar los esclarecimientos oportunos, cuento hoy en mi consulta con la presencia de la doctora Alina Viqueira Fuentefría, especialista de primer grado en Dermatología del Hospital Clínico-Quirúrgico Docente Comandante Manuel Fajardo, en Ciudad de La Habana, quien se encuentra lista para iniciar nuestro diálogo.

Antes, para intentar llevarlos al lenguaje diario, precisaremos los términos queratosis, así denominada en Medicina a cualquier enfermedad con aumento y engrosamiento de la capa córnea (dura) de la piel; y folicular, referido a la estructura o “pequeño saco” que en la piel rodea el pelo y le ha dado origen.

Con visión médica la doctora Viqueira define la queratosis folicular como una afección que ocasiona un trastorno en la formación de las capas más superficiales de la piel (queratinización).

¿Se conoce el origen de este padecimiento?

—Sí, es una enfermedad genética y hereditaria, determinada por un gen autosómico dominante, lo que quiere decir que la pueden padecer tanto hembras como varones y existe un riesgo de un 50% en cada embarazo de tener un hijo enfermo.

 
¿Es de incidencia universal?

—Se han descrito casos en la mayoría de los países. En Dinamarca, por ejemplo, tiene una incidencia de uno por cada 100 000 personas y en Inglaterra uno sobre 36 000.

En Cuba no hay reportes estadísticos. Te podría decir que en mis 20 años de labor asistencial he ofrecido atención a tres pacientes con queratosis folicular.

Veamos su cuadro clínico. ¿Qué primeros signos y síntomas nos pueden alertar del comienzo de este padecimiento?

—Las lesiones comienzan como pápulas (elevaciones pequeña de la piel) foliculares duras, del color de la piel normal, fundamentalmente en mejillas, frente, pliegues de nariz y boca, oídos, cuero cabelludo, región media del pecho y espalda.

¿Y cuál es en general, doctora, la evolución?

—Estas lesiones pronto se oscurecen y confluyen unas con otras formando lesiones extensas de aspecto similar a las verrugas, principalmente en los pliegues de la piel. Su extensión es de forma simétrica al tronco, glúteos, genitales, extremidades y palmas y plantas.

En ocasiones se produce también afectación de las mucosas, sobre todo de la cavidad de la boca y de las uñas. En algunos pacientes la enfermedad aparece de forma localizada y se afectan solo algunas regiones del cuerpo, sobre todo el tronco.

 
 
 
Páginas 1 [2]
 
 


 
 
 
 
 
Cultura alimentaria
[+]
 
 
 

Después que publicamos en esta misma sección el artículo Disfunciones sexuales en la mujer obesa el pasado 7 de abril, fuimos abordados por numerosas personas de variadas edades, profesiones y preferencias sexuales, que se interesaban por conocer con mayores detalles lo que había...

 
 
La dosis exacta
[+]
 
 
 
La ciproheptadina es un medicamento que pertenece al grupo de los antihistamínicos. Se indica para aliviar los síntomas en las conjuntivitis, rinitis, urticarias y otras afecciones de base alérgica. También se ha utilizado en el tratamiento de la migraña; pero no debe usarse para estimular el apetito, pues es riesgoso. Este medicamento provoca...
 
 
Conozca su cuerpo
 
 
 
 
 
 
 
© Copyright 1997-2018 CITMATEL ®. Todos los derechos reservados.
Elaborado por UEB Servicios Web, CITMATEL.
 
 
 
 
 
 
Tomate:
Parte útil: Hojas y frutos verdes
Propiedades medicinales reconocidas: Antifúngico (combate los hongos)
Vía de administración: Tópica
 
 
Tomate
 
 
[+]