Jueves, 23 de noviembre de 2017 | 0:18 AM
 
 
 
 
Está en: Inicio / Consultas / Vaginosis bacteriana
 
 
 
 
 
 
Páginas 1 [2]
 
 
Vaginosis bacteriana
por: José A. de la Osa
Consultado: Doctora Belkis Alvarez Céspedes
Es criterio compartido por la comunidad científica que a las infecciones de las estructuras del aparato genital y del de la orina en la mujer debe concedérseles especial atención, atendiendo no sólo a que en ocasiones son ignoradas, al no producir síntomas manifiestos, sino por las graves consecuencias que pueden comportar sobre la salud y capacidad reproductiva, si no son tratadas adecuadamente.

Para el abordaje de uno de estos padecimientos he invitado a la doctora Belkis Alvarez Céspedes, jefa del Departamento de Microbiología del Hospital capitalino Comandante Manuel Fajardo y profesora adjunta de la Escuela Latinoamericana de Ciencias Médicas, al oeste de Ciudad de La Habana, quien durante dos años impartió clases en la Facultad de Medicina de Jimma, a unos 250 kilómetros de Adis Abeba, la capital de Etiopía.

Su experiencia y saber profundo propician que marche literalmente “sobre ruedas” este intercambio para la divulgación científica de una de las causas más frecuentes del flujo vaginal (leucorrea) en las mujeres en edad reproductiva: la vaginosis bacteriana.

Aunque los signos y síntomas de esta enfermedad han estado presentes en la mujer desde épocas inmemoriales, no fue sino hasta la década de los 80 del pasado siglo XX cuando se perfeccionó el conocimiento sobre el origen, diagnóstico y tratamiento de esta dolencia.

Surge, por su propio peso, una primera interrogante que inquieta a no pocas mujeres: si es común que normalmente vivan en la vagina pequeñas cantidades de bacterias que pudieran provocar enfermedades, ¿qué mecanismos contribuyen a la alteración de esas bacterias y a generar una infección?

 

--Citaría, atendiendo a su mayor importancia, el uso irracional de antibióticos, las alteraciones del ritmo menstrual, las medidas higiénicas que pudieran calificarse de exageradas, la adquisición de alguna enfermedad de trasmisión sexual, el uso inadecuado de dispositivos intrauterinos, pequeños traumatismos producidos durante el acto sexual, todo lo cual puede conducir a un desequilibrio bacteriano.

--¿Se conoce cuál es el agente causal de esta enfermedad?

--Son varios los agentes causales. Entre ellos los micoplasmas y la Gardnerella vaginalis, bien conocidos por la ciencia en la actualidad.

--¿Cuáles son las vías de contagio?

--Dos, principalmente: por vía de las relaciones sexuales o como consecuencia de alteraciones del funcionamiento normal de la vagina motivadas por un desequilibrio en la regulación de los microorganismos presentes en ella.

--Luego una mujer que no esté sexualmente activa puede contraer la enfermedad.

--Sí, como te comentaba, por una alteración de la flora normal de la vagina.

--¿Qué señales y síntomas harían sospechar la presencia de una vaginosis bacteriana?

--La secreción o flujo, abundante o no, que puede ser blanco-grisáceo o lechoso, adherente, y muchas veces con burbujas y olor a pescado.

 
 
 
Páginas 1 [2]
 
 


 
 
 
 
 
Cultura alimentaria
[+]
 
 
 

La grasa saturada, presente en alimentos de amplio consumo,  es muy dañinas para la salud de los seres humanos.

Se identifica fácilmente en cada cocina por mantenerse sólida a temperatura ambiente. Se encuentra presente en carnes rojas como la de cerdo, res o carnero, el queso o la...
 
 
La dosis exacta
[+]
 
 
 
El paracetamol pertenece al grupo de los analgésicos y antipiréticos; actúa inhibiendo a las prostaglandinas. Existe gran riesgo en la interacción entre el alcohol y el paracetamol. Pues el alcohol inhibe la destrucción del medicamento por el hígado lo que provoca un aumento de la concentración en la sangre del mismo con la consecuente toxicidad...
 
 
Conozca su cuerpo
 
 
 
 
 
 
 
© Copyright 1997-2017 CITMATEL ®. Todos los derechos reservados.
Elaborado por UEB Servicios Web, CITMATEL.
 
 
 
 
 
 
Menta americana:
Parte útil: El follaje
Propiedades medicinales reconocidas: Antifúngica (contra los hongos) y antibacteriana en piel y mucosas
Vía de administración: Tópica
 
 
Menta americana
 
 
[+]