Lunes, 11 de diciembre de 2017 | 11:17 PM
 
 
 
 
Está en: Inicio / Consultas / Hepatitis
 
 
 
 
 
 
Páginas 1 [2]
 
 
Hepatitis
por: José A. de la Osa
Consultado: Doctor Waldo O. García Ferrera
A todas luces, los virus también cambian sus nombres y se diversifican. Antes de 1989, las hepatitis conocidas eran la A y la B, y en un gran saco con la inscripción no-A no-B se echaban literalmente otros agentes agresivos que originaban hepatitis, una enfermedad infecciosa caracterizada por la inflamación del hígado.

En la década de los 90 del siglo XX, los desarrollos científicos, principalmente las novedosas técnicas de Biología Molecular, han originado ciertamente una explosión, y los diferentes virus de la hepatitis comenzaron "a salir de las sombras", en una escalada al parecer indetenible por el abecedario... ¡y más allá de él!

Hoy se habla de hepatitis A, B, C, D, E, F (que más tarde hubo que borrarla al comprobarse que era una mutante del virus B), G, TTV y SEN-V. Aunque es una ilusión común creer que lo que sabemos hoy día es todo lo que se puede llegar a saber, como bien se afirma y comprobamos, nada es más vulnerable que la teoría científica, la cual es —recordemos— un intento efímero de explicar hechos y no una verdad eterna.

El doctor Waldo O. García Ferrera, especialista en Medicina General Integral y Gastroenterología, quien se desempeña en el Hospital Calixto García de La Habana, en los últimos tres años dedica a tiempo completo su trabajo asistencial e investigativo a las afecciones hepáticas.

 

Doctor García, ¿son similares los síntomas que producen los ocho virus de la hepatitis caracterizados hasta hoy?

Sí. Los síntomas generales son fatiga, falta de apetito, náuseas, vómitos. Puede aparecer fiebre, dolores abdominales, coloración amarilla de la piel y las mucosas (íctero). Debo subrayar que existe un gran abanico en esas manifestaciones, que transitan desde formas asintomáticas, hasta las llamadas fulminantes o graves.

¿Y en cuanto a sus vías de trasmisión?

En la A y la E la trasmisión es fecal-oral, directamente al contacto entre una persona y otra, o indirectamente por las aguas y alimentos contaminados. La B tiene varias vías, que son la sanguínea, la sexual y la llamada perinatal (antes, durante o después del parto). La C, D, G, TTV y SEN-V, también son sanguíneas.

¿Podría clasificar estos virus entre los que son curables en un 100 por ciento y los que llevan al paciente a la cronicidad?

La hepatitis A es benigna, nunca evoluciona a la cronicidad, como tampoco la E. De las que están bien caracterizadas, la B, la C y la D o agente Delta, pueden convertirse en crónicas. En cuanto a los de más reciente hallazgo, el TTV y el SEN-V, se han asociado a formas crónicas, aunque se encuentran aún en investigación.

 
 
 
Páginas 1 [2]
 
 


 
 
 
 
 
Cultura alimentaria
[+]
 
 
 

Se considera el envejecimiento como ideal cuando con el paso de los años no se padecen enfermedades crónicas y hay elevado desempeño en las habilidades físicas y mentales.

La forma de alimentarse juega un papel fundamental. La llamada “dieta occidental” compuesta de alimentos refinados...

 
 
La dosis exacta
[+]
 
 
 
Los antiácidos son sustancias químicas conocidas como bases débiles que actúan sobre los ácidos del estómago transformándolos en sales y agua, con lo cual disminuyen o anulan la acidez estomacal. Se utilizan como tratamiento coadyuvante en las úlceras digestivas, en la hernia hiatal, las dispepsias y otras afecciones digestivas. Uno de los...
 
 
Conozca su cuerpo
 
 
 
 
 
 
 
© Copyright 1997-2017 CITMATEL ®. Todos los derechos reservados.
Elaborado por UEB Servicios Web, CITMATEL.
 
 
 
 
 
 
Anís estrellado:
Parte útil: Los frutos
Propiedades medicinales reconocidas: Tónico, antiespasmódico y carminativo (expulsa los gases)
Vía de administración: Oral
 
 
Anís estrellado
 
 
[+]