Viernes, 20 de octubre de 2017 | 5:46 PM
 
 
 
 
Está en: Inicio / Consultas / Hiperquinesia
 
 
 
 
 
 
Páginas 1 [2]
 
 
Hiperquinesia
por: José A. de la Osa
Consultado: Doctora Minervina Román Hernández
Del sólo enunciado del tema —Hiperquinesia— surge una primera pregunta: ¿en el universo de las Ciencias Médicas hiperquinesia es sinónimo de hiperactividad? La doctora Minervina Román Hernández, especialista de segundo grado en Psiquiatría Infanto-Juvenil, aclara que son términos sinónimos, aunque matiza la respuesta con la siguiente expresión: como sabemos, en Medicina dos y dos no son cuatro, por lo que precisaría que algunos autores catalogan la hiperquinesia como un movimiento exagerado, mientras que hiperactividad la definen como una marcada intranquilidad.

Ahora bien, hiperquinesia no es propiamente una entidad clínica, sino un síntoma que puede ser originado por diversos trastornos.

Jefa de la Consulta Externa de la Clínica del Adolescente, en la barriada capitalina de Miramar, profesora de la Universidad Médica de La Habana y con una honrosa misión internacionalista en Angola como médica pediatra durante dos años (1977-78), mi entrevistada plantea que entre las causas más frecuentes de este síntoma se encuentra el llamado Déficit de Atención con Hiperquinesia (conocido por las siglas TDAH), trastorno caracterizado por niveles de atención, impulsividad y marcada intranquilidad no acordes con la etapa de desarrollo.

 
El TDAH es provocado, según una de las hipótesis, por una deficiencia en la regulación de ciertos neurotransmisores (sustancias químicas que intervienen en la producción de impulsos nerviosos) que se encargan de funciones como atender, procesar información, enfocar, controlar los impulsos, memorizar y, también, de las funciones motrices y psíquicas (psicomotoras).

En obligada síntesis, como otras causas principales de hiperquinesia menciona los ambientes escolares, familiares y sociales poco estimulantes y desorganizados.

¿Tendría vínculos igualmente con alteraciones orgánicas cerebrales o alguna enfermedad mental?

—Sí, entre otros, por daños neurológicos o traumatismos craneales, en niños con retraso mental o con trastornos generalizados del desarrollo.

¿Es posible establecer con precisión una línea divisoria entre la hiperquinesia y, digamos, las energías e inquietudes propias de la infancia? En dos palabras: ¿cuándo podemos concluir que una niña o un niño son hiperquinéticos?

—Es un hecho que los niños, unos más que otros, son inquietos por naturaleza. Ello no quiere decir que esa “inquietud” signifique necesariamente hiperquinesia, entendida como causa de un trastorno.
 
 
 
Páginas 1 [2]
 
 


 
 
 
 
 
Cultura alimentaria
[+]
 
 
 

Un toque de alarma para prestarle mucha atención a esta peligrosa situación a nivel mundial...

La obesidad en los niños los hace vulnerables a enfermedades como la diabetes y la hipertensión.

Los niños excesivamente obesos, en especial los varones, tienen mayores probabilidades de...
 
 
La dosis exacta
[+]
 
 
 
El bisacodilo es uno de los laxantes más usados en el tratamiento de la constipación, sin embargo, debe indicarse con cuidado en personas en que el estreñimiento es consecuencia de alguna otra enfermedad, como la diverticulitis. En estos casos, el uso del fármaco puede producir sangramiento intestinal por daño e inflamación de las paredes del...
 
 
Conozca su cuerpo
 
 
 
 
 
 
 
© Copyright 1997-2017 CITMATEL ®. Todos los derechos reservados.
Elaborado por UEB Servicios Web, CITMATEL.
 
 
 
 
 
 
Yerba de la niña:
Parte útil: Toda la planta
Propiedades medicinales reconocidas: Antibacteriano, antiviral, protege el hígado (en el tratamiento de la...
Vía de administración: Oral y tópica
 
 
Yerba de la niña
 
 
[+]