Viernes, 4 de septiembre de 2015 | 6:17 AM
 
 
 
 
Está en: Inicio / Consultas / Calambres
 
 
 
 
 
 
Páginas 1 [2]
 
 
Calambres
por: José A. de la Osa
Consultado: Doctor Javier Sánchez López
Compelido por algunos amables lectores para que se hablara de calambres en nuestra Consulta, considero que, en verdad, la selección del tema no pudo tener un mejor ponente. Con 32 años de edad, el doctor Javier Sánchez López es especialista de segundo grado en Neurología y también en Cuidados Intensivos y Emergencias de una prestigiosa institución científica de nuestro país, el Instituto de Neurología y Neurocirugía del Ministerio de Salud Pública.

Mi entrevistado, que revela un profundo dominio del tema que abordamos, es también Investigador Agregado y Profesor Adjunto de Anatomía Humana en la Escuela Latinoamericana de Ciencias Médicas, y acaba de recibir un entrenamiento en España en enfermedades cerebrovasculares y manejo del doppler transcraneal, así denominado un procedimiento diagnóstico de enfermedades neurológicas.

En principio quisiera establecer la diferencia, doctor, entre el espasmo del músculo propiamente y la llamada contractura. ¿Ambos producen calambres?

—El espasmo muscular se define como una contracción involuntaria de un músculo o grupo muscular. La contractura es una contracción o espasmo involuntario persistente de uno o más grupos musculares, la cual produce acortamiento muscular creciente y dolor durante la actividad muscular. No se produce en reposo y el dolor es menos intenso que en los calambres. En cuanto a los calambres, son espasmos involuntarios transitorios y muy dolorosos de un músculo o grupo muscular que pueden producirse cuando nos encontramos en actividad o, más frecuentemente, en reposo. Es lo que popularmente se conoce como "cucas".

¿Conoce la ciencia las causas principales que originan los calambres?

—No están del todo esclarecidas, aunque se sabe que se pueden producir fundamentalmente por desequilibrios transitorios del sistema motor (del movimiento) y del músculo.

 

¿Se requiere algún prerrequisito para su aparición?

—Existen situaciones que pueden predisponer a la aparición de calambres. Y te cito: deshidratación, sudoración profusa, la rehidratación rápida, trastornos metabólicos, la hemodiálisis, hipotiroidismo, ejercicio físico intenso, el embarazo.

No obstante la existencia de aproximadamente 400 músculos en el cuerpo humano, ¿cuáles serían las zonas más susceptibles para la manifestación de calambres?

—Los músculos que más frecuentemente presentan calambres son los de los miembros inferiores (muslos, piernas y pie). También pueden ocurrir en los músculos del pecho o en el diafragma.

Comúnmente, ¿cuáles son sus signos y síntomas fundamentales?

—El calambre por sí mismo constituye un síntoma (el paciente percibe la sensación de contractura dolorosa), y un signo, pues el examinador puede ver y palpar el músculo tenso.

Antes o después del calambre pueden aparecer movimientos no dolorosos de fibras musculares, los llamados "saltos de las carnes", como frecuentemente refieren los pacientes.

¿Existe algún tipo de calambre que pueda ser anuncio o síntoma propiamente de alguna enfermedad?

—Mayormente se producen en personas sanas, sobre todo luego de un esfuerzo físico intenso, o por adopción de posturas determinadas. En verdad, son pocos los casos que se deben a enfermedades del sistema neuromuscular.

 
 
 
Páginas 1 [2]
 
 


 
Consultas
 
 
 
 
Caída del cabello Cistocele
Caídas en el anciano Claustrofobia
Calambres Climaterio
Cálculos de la vesícula Coagulación, trastornos
Cálculos renales Cocaína y corazón
Cáncer cervicouterino Cólera
Cáncer de colon Colesterol
Cáncer de laringe Colesterol y Alzheimer
Cáncer de mama Cólico renal
Cáncer de mama en el hombre Cólicos del lactante
Cáncer de mama en la mujer Colitis ulcerativa
Cáncer de próstata Colon irritable
Cáncer de pulmón Colonoscopía
Cáncer de seno Cómo dejar de fumar
Cáncer ovárico Cómo prevenir los fallos de memoria en la tercera edad
Cáncer renal Concepción y diabetes
Candidiasis Condón
Carcinoma basal Condromalacia
Cardiopatía coronaria Conducta suicida
Cardiopatía y embarazo Confusión aguda en el anciano
Caries en niños pequeños Congestión pélvica
Catarata Consanguinidad
Catarata congénita Corazón lento (bradicardia)
Catarata, cuidados posoperatorios Corazón y sexualidad
Cefalea infantil Corazón, cuidados
Celulitis Corazón, muerte súbita
Cepillado dental Coriza
Cesárea Crecimiento humano
Chuparse el dedo Criptococosis
Ciclo menstrual Criptorquidia
Cifosis Crisis de pánico
Circuncisión Crisis febril
Cirrosis hepática Crisis hipertensiva
Cirugía del túnel carpiano Cromomicosis
Cirugía y anestesia Cuerpos extraños, aspiración
 
 
 
 
 
 
Cultura alimentaria
[+]
 
 
 

La obesidad y la depresión son coincidentes en gran número de personas y por lo tanto se ha llegado a considerar la existencia de una posible asociación entre ambas situaciones.

Los estados depresivos influyen sobre la obesidad e incluso puede llegar a generarla pues el estrés de...

 
 
La dosis exacta
[+]
 
 
 
El paracetamol pertenece al grupo de los analgésicos y antipiréticos; actúa inhibiendo a las prostaglandinas. Existe gran riesgo en la interacción entre el alcohol y el paracetamol. Pues el alcohol inhibe la destrucción del medicamento por el hígado lo que provoca un aumento de la concentración en la sangre del mismo con la consecuente toxicidad...
 
 
Conozca su cuerpo
 
 
 
 
 
 
 
© Copyright 1997-2009 CITMATEL ®. Todos los derechos reservados.
Elaborado por UEB Servicios Web, CITMATEL.
 
 
 
 
 
 
Eucalipto:
Parte útil: Las hojas
Propiedades medicinales reconocidas: Antiséptico, antiinflamatorio, antitusígeno (controla la tos) y antibacteriano
Vía de administración: Infusión y uso tópico
 
 
Eucalipto
 
 
[+]