Domingo, 25 de septiembre de 2022 | 8:22 PM
 
 
 
 
Está en: Inicio / Consultas / Incontinencia urinaria en la tercera edad
 
 
 
 
 
 
Páginas 1 [2]
 
 
Incontinencia urinaria en la tercera edad
por: José A. de la Osa
Consultado: Doctora Lilliams Rodríguez Rivera

Se estima que alrededor de 200 millones de personas en el mundo sufren de incontinencia urinaria y, sin embargo, son muy pocas las que consultan a un médico, por vergüenza o sencillamente por falta de información, porque se piensa que no es una enfermedad.

Este padecimiento, que condiciona un problema higiénico y también social, se define como la pérdida involuntaria de orina por la uretra.

¿Existe o no relación directa entre el envejecimiento y la aparición de esta afección?, pregunté a la doctora Lilliams Rodríguez Rivera, especialista de primer grado en Medicina General Integral y en Gerontología y Geriatría del Centro Iberoamericano para la Tercera Edad (CITED), en esta capital.

Sí, hay relación, advierte, aunque el envejecimiento por sí mismo no es causa de incontinencia urinaria, sino que se presentan factores asociados, y cita la disminución de la habilidad para posponer la micción, el déficit de hormonas femeninas y el crecimiento de la próstata en los hombres, a lo que se añaden a veces otras enfermedades. Ello determina que, con el avance de la vida, se genere este problema de salud.

 
¿Qué otros trastornos mencionaría tanto en los hombres como en las mujeres?

—La diabetes mellitus, las cirugías abdominales (histerectomía o extirpación del útero) y de la próstata; los cálculos en la vejiga y las demencias, fundamentalmente.

¿Puede ser originada también por la administración de algún medicamento, o simplemente por estrés?

—Los medicamentos son uno de los principales factores de riesgo. Mencionaría los diuréticos, sedantes y fármacos que se emplean para los trastornos del sueño. En cuanto a las tensiones emocionales, el hecho de encontrarnos ansiosos puede exacerbarla. Y añadiría que el café y el alcohol tomados en exceso posibilitan el incremento de la micción.

¿Es normal, o es síntoma de incontinencia, que perdamos el control voluntario sobre la necesidad de orinar cuando nos reímos, tosemos o realizamos ciertas actividades deportivas?

—Es síntoma de la llamada incontinencia de esfuerzo.

¿Y en cuanto a los embarazos?

—La incontinencia de esfuerzo se relaciona también con el número de partos, tres o más y con fetos de gran tamaño.

 
 
 
Páginas 1 [2]
 
 


 
 
 
 
 
Cultura alimentaria
[+]
 
 
 

En el rostro de los seres humanos se manifiesta una sonrisa verdadera cuando son flexionados alrededor de diecisiete músculos alrededor de los extremos de la boca y los ojos y es el reflejo de sensaciones de placer o entretenimiento.

Las primeras sonrisas se producen dentro del útero...

 
 
La dosis exacta
[+]
 
 
 
El paracetamol pertenece al grupo de los analgésicos y antipiréticos; actúa inhibiendo a las prostaglandinas. Existe gran riesgo en la interacción entre el alcohol y el paracetamol. Pues el alcohol inhibe la destrucción del medicamento por el hígado lo que provoca un aumento de la concentración en la sangre del mismo con la consecuente...
 
 
Conozca su cuerpo
 
 
 
 
 
 
 
© Copyright 1997-2022 CITMATEL ®. Todos los derechos reservados.
Elaborado por UEB Servicios Web, CITMATEL.
 
 
 
 
 
 
Coco:
Parte útil: El agua o jugo (endospermo líquido) de los frutos
Propiedades medicinales reconocidas: Diurético
Vía de administración: Oral
 
 
Coco
 
 
[+]