Domingo, 23 de enero de 2022 | 1:30 AM
 
 
 
 
Está en: Inicio / Cultura alimentaria / Recetas de comidas sin sal
 
 
 
 
 
 
Cultura alimentaria
 
 
 
Recetas de comidas sin sal
La sal, químicamente hablando, es el cloruro de sodio. Se adiciona muchos alimentos y en la industria para realzar el sabor.

Su ingestión en exceso se relaciona con la hipertensión arterial, enfermedad muy perjudicial para los seres humanos.

La sal en la alimentación

Eliminar la sal en los alimentos del diario consumo o disminuirla al máximo, previene muchas enfermedades y ayuda a mantener sano nuestro corazón.

En la habitual alimentación se consume alrededor de 3,4 gramos de sodio en todo lo ingerido. Es el doble de la cantidad indicada para conservar la salud.

Pero para aquellos de más de 50 años o afectados de hipertensión arterial, así como de alguna otra enfermedad cardiovascular, el sodio debe reducirse a un máximo de 1,5 gramos diarios o preferentemente menos.

Se puede reducir la sal

Hay muchas maneras de reducir la sal en nuestro menú. Debemos considerar los alimentos procesados industrialmente incorporados a los platos caseros. Constituyen aproximadamente las tres cuartas partes del sodio de la dieta.

Deben incluirse todos los enlatados, las sopas y las mezclas llegadas dentro de un sellado recipiente de metal.

Antes de comprarlos se deben leer las etiquetas y adquirir solamente aquellos con 140 miligramos de sodio por porción como máximo.

Los alimentos procesados por la industria

Debe enjuagar los productos enlatados. Con este proceder se elimina una parte del sodio en ellos contenido.

A todo trance se deben eliminar alimentos como el jamón, los embutidos o las carnes ahumadas y saladas.

Elimine o por lo menos disminuya los productos encurtidos como pepinillos o aceitunas. Cuidado con la salsa de tomate o de soya así como con el cátchup.

Cada vez que pueda, llénese con frutas y vegetales. Adobe sus comidas con vinagre, jugo natural de limón y demás cítricos.

Ajo y cebollas, siempre naturales, y añada pimientos según su gusto. Solo se trata de adaptarse a comer con menos sal o llegar a cocinar sin ella.

Las especias y las hierbas aromáticas

Constituyen los sustitutos ideales de la sal. Permiten crear una gran variedad de sabores. Pueden añadirse a cualquier tipo de comida incluidas las verduras. Si no tiene experiencia comience poco a poco y estudie libros de cocina ecológica.

Dos recetas de comidas sin sal

A continuación le ofrecemos dos exquisita recetas tomadas del libro Comer… pero sin sal

http://www.compraspacuba.com/prod_detalle.php?id_dpto=547&id_producto=4845&ddonde=1
 


Pollo rebozado al ajonjolí

Un pollo entero
Dos huevos
Dos tazas de harina, preferentemente de trigo integral
Una taza de ajonjolí tostado
Una taza de agua gaseada o cerveza
Aceite vegetal, preferentemente de oliva
Zumo de limón

Deshuesar el pollo, picar en tiras. Adobar con zumo de limón y una pizca de pimienta, dejar reposar por lo menos una hora.

En un recipiente plástico o de cristal, batir los huevos, agregar la harina y poco a poco añadir el agua gaseada o la cerveza y, por último, el ajonjolí. A esta pasta puede añadir una pizca de levadura.

Pasar el pollo por la pasta y freírlo en aceite caliente. Cuando esté dorado, sacar y dejar escurrir. Al servir, rociar unos granos de ajonjolí por encima. Presentar con una buena ensalada verde, o vegetales al vapor, y un puré de papa o arroz, preferentemente integral.

Sopa de garbanzos, calabaza y anís

Media libra de garbanzos
Cuatro clavos de olor
Dos cebollas
Tres estrellas de anís
Seis ramitas de perejil
Una rama de apio
Una hoja de laurel
Una libra de calabaza, sin piel ni semillas, picada en cuadritos
Una cucharada de especias secas o sazón completa
Media cucharadita de pimienta blanca en polvo
Medio litro de leche descremada
Tres cucharadas de aceite vegetal, preferentemente de oliva

Remojar los garbanzos durante 24 horas antes de hacer la sopa. Enjuagar con agua y luego poner en una cazuela con agua fría que los cubra, llevar a ebullición y dejar hervir 45 minutos o hasta que estén blandos. Colar y reservar. Pinchar un par de clavos de olor en cada cebolla.

Poner el anís estrellado en una bolsita de gasa o muselina junto con el perejil, el apio y la hoja de laurel. Hacer un ramillete.

En el caldo de los garbanzos, poner los dados de calabaza, la pimienta y las especias y agregar el ramillete de hierbas, verter la leche descremada. Llevar a ebullición y entonces bajar el fuego para que cueza lentamente durante media hora o hasta que la calabaza esté blanda.

Sacar el ramillete de hierbas. Comprobar que los clavos sigan pinchados en las cebollas. Mientras esté todavía caliente, majar la calabaza hasta que esté bien unida con el caldo. Agregar el aceite y revolver para que se mezcle. Es el momento de añadir la crema de garbanzos. Unir los caldos, y calentar antes de servir.
¡Y buen provecho!

Tomado de www.radiococo.icrt.cu
http://www.radiococo.icrt.cu/2015/02/23/recetas-de-comidas-sin-sal/

M.Sc. Dr. Alberto Quirantes Hernández
Profesor Consultante y Jefe del Servicio de Endocrinología
Hospital Docente Dr. Salvador Allende
La Habana, Cuba.
E. mail: alberto.quirantes@infomed.sld.cu











 
 
 
 
Otros artículos
 
 
 
Educación en diabetes

Esta educación especializada es un arma preciosa en el arsenal terapéutico del paciente diabético que, educado en lo que significa su enfermedad, brindará al personal de salud a cargo de su atención una valiosísima cooperación, para su propio beneficio. Además, le permitirá...

 
El sésamo de Alí Babá

El sésamo, del árabe sesam, cuya semilla es el ajonjolí, es una planta herbácea que llega a alcanzar 1,5 metros de altura y es cultivada por sus semillas, ricas en aceite.

Es originario de la India y de África, desde donde llegó a América, incluyendo los estados sureños...

 
 


 
Consultas
 
 
 
 
Aborto Andropausia
Aborto en la adolescencia Anemia
Aborto habitual Anemia en el embarazo
Absceso pulmonar Anestesia y cirugía
Abuso sexual infantil Aneurisma cerebral
Ácaros Angiomas
Accidente cerebrovascular Aniridia
Acidez estomacal Anorexia infantil
Ácido fólico y embarazo Ansiedad
Acné juvenil Ansiedad y accidentes cerebrovasculares
Actividades aeróbicas Antibióticos
Acúfenos Anticoncepción de emergencia
Acupuntura Anticoncepción en la adolescencia
Adenoiditis Antioxidantes
Adolescencia Apnea del sueño
Adolescente mujer Apraxia
Adolescente varón Artritis juvenil
Afasia Artritis reactiva
Afecciones laríngeas Artrosis
Afecciones periodontales Artrosis de cadera
Aftas Asma en el siglo XXI
Agrandamiento de la próstata Asma, medicamentos
Albinismo Asma, su prevención
Alcohol y embarazo Aspiración de cuerpos extraños
Alcoholismo Ataxias hereditarias
Alergias Aterosclerosis en la infancia
Alimentación en el embarazo Atresia biliar
Alzheimer y pérdida de peso Autismo
Ambliopía Automedicación
Amenorrea Automedicación en el anciano
Amnesia Autoviolencia
Amor de pareja y salud del corazón Avitaminosis por alcoholismo
 
 
 
 
 
 
Útiles para usted
 
 
Pirámide de hidratación saludable
Pirámide de hidratación saludable
Rueda antioxidante de alimentos
Rueda antioxidante de alimentos
Rueda de alimentos
Rueda de alimentos
 
 
Última consulta
[+]
 
 
 
Aún no ha podido ser demostrado cuáles son las características químicas del sudor de las personas felices...
 
La felicidad se puede propagar a través del olor del sudor.

Las personas felices demuestran su estado de ánimo a través de risas sonoras, sonrisas evidentes,...
 
 
 
 
© Copyright 1997-2022 CITMATEL ®. Todos los derechos reservados.
Elaborado por UEB Servicios Web, CITMATEL.
 
 
 
 
 
 
Vicaria:
Parte útil: Las flores
Propiedades medicinales reconocidas: Antiséptico en la estructura ocular
Vía de administración: Tópica
 
 
Vicaria
 
 
[+]